¿Todavía hay alguien que se piensa que en la época de Internet existe algo de privacidad?

Sencillamente, si quieres privacidad … prescinde de usar dispositivos conectados a Internet. Hubo un tiempo en que para acceder a los datos había que entrar a robar físicamente a los lugares donde estaba la documentación. Hoy en día eso ocurre mediante acceso no autorizado a los sistemas de información.

Los sistemas de información son ordenadores con dispositivos de almacenamiento, generalmente discos duros, aunque también disponen de otros externos como pendrives, CD’s, DVD’s, etc

El ser humano tiende a la comodidad. Nos extrañaría mucho saber qué cantidad de particulares y de empresas tienen valiosa información en sus discos duros. El disco duro generalmente es interno, es decir, está conectado permanentemente al ordenador, y el ordenador, está conectado a Internet.

Existen programas remotos y técnicas con las que cualquier buen hacker puede acceder a tu ordenador mientras lo estás usando y no te das ni cuenta. El hacker puede ver o copiar tus archivos a su antojo. Si es un hacker ético te informará de su acceso y ahí quedará la cosa. Pero si es un delincuente que quiere lucrarse con la información obtenida, no te habrás ni enterado de su visita.

La NubeAhora la moda está en guardar las cosas en la nube. También por la comodidad que ello supone. Los programas están instalados y actualizados allí. Tú solo tienes que guardar los datos. Ellos se encargan de todo.

¿Y qué es la nube? Son ordenadores potentes con gran capacidad de almacenamiento en los que queda guardada tu información. Esos sistemas informáticos tienen empleados. Así que dependemos de la discreción y honestidad de esos empleados, o de que los hackers no vulneren sus medidas de seguridad, que no sería la primera vez.

Las marcas propietarias de los buscadores (Google, Yahoo, Bing, etc) conocen a las personas mejor que ellas a sí mismas. ¿Por qué? Porque tiene grabados en sus ordenadores TODAS las páginas en las que has navegado, todas las palabras que has buscado, cuándo, cuántas veces, desde dónde. Saben dónde vives, dónde trabajas, tus citas, tu agenda … Lo saben todo.

Esos datos los procesan y obtienen datos estadísticos, y con ellos apuntan de forma certera a la hora de hacer propuestas comerciales.

¿No te extraña que al usar el WhatsApp aparezca debajo escrito lo que vas a escribir, simplemente porque ya lo has escrito anteriormente? A nosotros nos es más cómodo porque así escribimos más rápido, pero una vez más el ordenador ‘adivina’ nuestros deseos, es decir nos ‘conoce’.

Sistemáticamente hemos de desconfiar de lo que sea gratuito en Internet ya que el precio que estaremos pagando será con nuestros datos.

El desconocimiento de qué hay detrás de la tecnología hace que personas celosas de su intimidad la vayan perdiendo sin darse cuenta, poniéndola en manos de un Gran Hermano informatizado que alimenta a la Inteligencia Artificial, que está convirtiendo a todo lo que ocurre a diario en el mundo de Internet en un colosal banco de datos que reúne a la sabiduría y los comportamientos de millones y millones de personas.

Actualmente Google es el buscador más utilizado en el mundo. ¿Quieres hacer una prueba para comprobar qué sabe Google sobre ti?

Escribe http://www.google.com/history y verás lo que sale.

Toda esa información en poder de máquinas que piensan millones de veces más rápido que cualquier persona y exentas de sentimientos y de emociones constituyen un grave riesgo para el futuro de la Humanidad, y además, como dije anteriormente, son máquinas ‘hackeables’.

¿Te habías parado a pensar en todo esto? ¿Sigues pensando que existe la privacidad en Internet?

¿Privacidad? Jajaja

 

Votación promedio:
The following two tabs change content below.
Tutor de plataformas online. Responsable de Certificaciones en Nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación (It Txartela) en Cebanc. Colaboro en varios blogs sobre marketing digital y social media. Me gusta pintar mandalas y pasear por los montes. ;- )

3 comments on “¿Privacidad en Internet? Jajaja …”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *