Google Maps te lleva hasta la misma puerta.

Instala Google Maps en tu dispositivo móvil, ábrelo e indícale de dónde a dónde quieres que te lleve. A pié o en coche.

Haz clic en “Ir” y luego elige entre “Tu ubicación” o un lugar determinado. Elige un destino y … ¡tachan! te marca la ruta.

Mapa

 

 

 

 

 

 

 

 

En este ejemplo nos va a llevar desde San Sebastián a la plaza del Castillo en Pamplona.

Google Maps indica el tiempo, los kilómetros y el recorrido. Si lo llevas durante el trayecto, te va dando las indicaciones con voz, como si fuera un navegador.

Para no gastar datos, te aconsejo descargues la zona que vas a visitar y podrás manejar Google Maps sin conexión.

Solo me queda añadir la advertencia de que los mapas caducan. Deberás actualizarlos antes de salir de viaje o cuando sospeches que vas a ir a un lugar desconocido para ti. Se actualizan en pocos minutos.

Te aconsejo que lo pruebes. Te puede venir muy bien para moverte por algún lugar que desconozcas y para encontrar cualquier sitio en cualquier calle.

Agradezco tus comentarios, hasta un próximo post.